ciberbullying

Ciberbullying, bullying y ciberacoso

El ciberbullying es en realidad una adaptación del bullying a las nuevas tecnologías. Allá donde el ser humano va se lleva consigo lo bueno y lo malo de la humanidad y la red de redes no es una excepción. Así pues si el bullying es el acoso físico o psicológico al que una o varias personas (menores de edad) someten de forma continuada a otra persona (menor de edad) el ciberbullying es lo mismo pero en las redes sociales, a través de aplicaciones de dispositivos móviles, correo electrónico…

El objetivo del ciberbullying suele ser el de humillar y someter a la victima u obtener algo a cambio de su cese y se realiza a través de medios telemáticos: redes sociales, aplicaciones de móviles, páginas web… además el hecho de ser a través de estos medios dota al ciberbullying de una mayor crueldad respecto del bullying pues la victima no tiene ni un solo espacio como podría ser su hogar en el caso del bullying donde sentirse a salvo de amenazas y humillaciones. El ciberbullying inunda las 24 horas de la victima.

El ciberbullying no es lo mismo que ciberacoso, el ciberbullying tiene la singularidad de que ambas partes, victima y agresor, son menores de edad. En el caso del coberacoso hablamos de que al menos una de las dos partes implicadas es un adulto.

Algunas de las agresiones más comunes son:

  • Creación de grupos en whatsapp destinados a la mofa y burla continuada en el tiempo hacia la víctima.
  • Envio de mensajes amenazantes a través de aplicaciones de mensajería (whatsapp, messenger, snapchat, instagram..) o por correo electrónico.
  • Publicación en internet de imágenes comprometidas de la victima o realización y publicación de fotomontajes que sirvan para humillar al menor
  • Confección de listas del más tonto, más feo… donde la victima siempre es la humillada.
  • Usurpación de la identidad de la victima en redes sociales (facebook, instagram, twitter,…) para publicar contenido en su nombre mediante perfiles falsos en redes sociales, bien ya sea mediante el robo de contraseñas de los perfiles, bien mediante la creación de perfiles con el nombre de la victima

En muchos de los casos bullying y ciberbullying son delitos que se cometen de forma solapada de forma que la victima se ve afectada en todo su mundo incluyendo las parcelas privadas.

En estos casos el perito informático puede recopilar las evidencias y acotar el problema con el objetivo de determinar de forma inequívoca el origen de las acciones y así identificar el dispositivo o dispositivos desde los que se realizan las agresiones. Es el propietario o los propietarios de estos dispositivos los responsables del uso que se hace de los mismos y contra quienes debe ir la acción de la acusación y derivar las responsabilidades de los actos del menor o menores hacia sus padres o tutores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *